Retratos

Cada vez que pisa mi estudio una persona para la realización de un retrato me invade una nueva emoción. Y es que descubrir cómo se va a comportar ese nuevo personaje delante de la cámara, cómo la luz desvelará sus rasgos y personalidad, cómo su mirada nos dirá que piensa y cómo voy a ser capaz de transmitir su esencia en la fotografía, se convierte para mi en todo un atractivo e interesante reto. Cómo se va a desarrollar la fotografía se convierte en un juego interesante entre el modelo y el fotógrafo, entre el studium (los aspectos generales que no menos importantes ) y el punctum (donde el azar y el estudio cuidadoso del personaje y su propio entorno llevarán a colocar el máximo punto de interés en alguna de las geografías del personaje). Si quieres, allá vamos.