Mascotas

La fotografía de mascotas es otro mundo, pero también muy agradecido. Intento realizar mis fotografías de tus mascotas como si fueran humanos. En el estudio las ilumino y las dispongo como si de personas se tratara. De esta manera, los animales adquieren otra dimensión, sin dejar de mostrar su personalidad, sus posturas, su mirada. La duración del estudio es de una hora aproximadamente. He comprobado que, con más tiempo, la mascota ya se encuentra cansada y, entonces, es más difícil obtener buenas fotografías y la expresión puede dejar de ser natural. Es importante pensar en el bienestar de los animales, respetándolos en todo momento. Como fotógrafo, me he dado cuenta de la importancia que tienen las mascotas para sus dueños. Por eso, considero que es esencial tratarlas con mimo para lograr el ambiente adecuado para la realización de las imágenes. Me agradan las fotos de animales realizadas en el estudio pero también podemos buscar localizaciones.

 

El día de la sesión fotográfica, vuestra mascota tendrá que venir lo más aseada posible y, si puede pasar por la peluquería, mucho mejor. Así su pelaje estará limpio y bien cepillado. Traed a vuestra mascota tranquila, si antes tenéis que pasearla para que durante la sesión no esté tan nerviosa, mucho mejor. Cuando llegue al estudio, dejaremos que el animal investigue todo lo que quiera y se vaya adaptando al espacio. Es conveniente que llevéis algunas chuches, para utilizarlas como premio por su buen comportamiento. En mi plató, dispongo de bebedero para el agua. Es preferible que, el día de la sesión, la mascota vaya acompañada por el miembro de la familia a quien más obedece, ya que vuestra ayuda será fundamental para el buen desarrollo de la sesión fotográfica. Y, si te apetece, podemos hacer una foto de la mascota con sus dueños, ya que las mascotas forman parte de la familia.

 

Así que, con un poco de paciencia, conseguiremos las fotos deseadas.